El Servicio Meteorológico Nacional está al tanto de la creciente posibilidad de tormentas, que podrían desarrollarse a partir del jueves por la tarde en el noreste de Illinois y el noroeste de Indiana.

Aunque hay bajo riesgo de que las tormentas se tornen severas, el jueves por la noche podría haber fuertes ráfagas de viento, granizo y aguaceros. Sin descartar la posibilidad de tornados.

Las lluvias de principios de esta semana, depositaron hasta 2 pulgadas de precipitación en algunas zonas de Chicago, dejando sin electricidad a cerca de 8,500 hogares y a algunos vehículos varados en calles inundadas.

El viernes regresa la amenaza de tormentas y esta vez con mayores posibilidades de clima severo, tanto para Illinois, como en Indiana.

La posibilidad de tormentas continúa el sábado en el noroeste de Indiana y el área de Chicago también podría experimentar aguaceros y alguna posible tormenta.

Las temperaturas se mantendrán en el rango de los 60 grados durante la mayor parte del fin de semana.