CENTRO DE REDACCION - El delantero del Atlético Madrid, Radamel Falcao fue víctima de una broma en la que un auto Ferrari sería probado por él mismo, luego de firmar un documento de responsabilidad sobre la joya automovilística, cuyo valor es de aproxidamente, 450,000 euros en España.

La idea surgió de la producción del programa español "Inocente, inocente" que se transmite cada año, para el "Día de los Santos Inocentes".

El goleador fue grabado por una cámara oculta mientras cenaba en un restaurante y minutos antes estacionaba el auto "hecho a la altura de un grande", con un enorme tigre y su nombre estampado sobre uno de los laterales del Ferrari.

Bajo la advertencia "Cuídamelo bien, es como mi hijo", el goleador del Atlético del Madrid salió a pasear y una terrible situación de supuesto despiste, convierte el auto en chatarra.

Con el lema "Por la sonrisa de los inocentes", el programa tiene como finalidad recaudar fondos para más de 2,5 millones de niños, que viven por debajo del umbral de la pobreza.