NUEVA YORK - El Barcelona no piensa atender ninguna oferta por el centrocampista Cesc Fàbregas, pretendido por el Manchester United, cuyo técnico, David Moyes, ha reconocido el interés por el jugador durante una rueda de prensa que ha dado en Sydney.

Fuentes del club catalán han asegurado que el Barça no piensa negociar con el United ni con ningún otro equipo el traspaso de Cesc, después de que el internacional español haya dejado claro su deseo de no moverse del Camp Nou.

Desde Sydney, donde el Manchester está haciendo la pretemporada, Moyes, en cambio, confía en hacerse con los servicios de Cesc.

"Espero, entre el viernes y el sábado, tener más información de cómo va la operación", ha comentado el preparador británico, unas declaraciones sorprendentes que incluso han sido reproducidas en la página web del Manchester United, elevando a oficial el interés del los 'reds devils' por Fàbregas.

Según la prensa británica, el United estaría dispuesto a pagar unos 30 millones de euros por el jugador catalán, y el vicepresidente ejecutivo del United, Ed Woodward, viajaría en las próximas horas a Barcelona para intentar cerrar la operación.

Sin embargo, Cesc Fàbregas, ha reiterado su deseo de triunfar en el Barça, club al que regresó hace dos temporadas tras ocho años en el Arsenal, que cobró por el traspaso 34 millones de euros (29 fijos y 5 más en variables).

La entidad catalana tampoco desea desprenderse del jugador, después de haber visto reducida este verano su nómina de centrocampistas con la marcha de Thiago Alcántara al Bayern de Múnich, e insiste en que no se sentará con ningún club para tratar un posible traspaso.

Cesc, de 26 años, tiene contrato con el Barça hasta el 30 de junio de 2016 y una cláusula de rescisión de 200 millones de euros. En sus dos primeras temporadas como azulgrana ha marcado 28 goles y repartido 29 asistencias en los 95 partidos oficiales que ha disputado, aunque no ha sido un titular indiscutible ni con Pep Guardiola ni Tito Vilanova.

Además, su estilo de juego, que se adapta a la perfección a la 'Premier', siempre ha suscitado el interés de los equipos ingleses, entre ellos el United, y también el Arsenal, que tampoco vería con malos ojos recuperar al que fue su capitán.