LONDRES.- Sin vergüenza alguna, el medallista olímpico de natación Ryan Lochte admitió que orina regularmente en la piscina donde compite.

“Claro, creo que hay algo que con meterte en agua con cloro hace que automáticamente “vayas””, respondió en el programa de radio de Ryan Seacrest.
“No lo hice durante las carreras, pero sí en el calentamiento (risas)”.
La revista electrónica Salon.com  levantó un sondeo sobre la práctica de orinar en las piscinas, y concluyó que es algo que ocurre regularmente
Sin embargo, esta práctica puede no ser tan inofensiva como parece, pues si una persona orina en la piscina es suficiente para contaminar 10,000 galones de agua por 12 días. La mayoría de las piscinas tiene 100,000 galones o más.
Pero no sólo eso, la calidad del aire, dentro de las instalaciones donde se practica la natación depende de la calidad del agua. Una vez que el agua de la alberca se contamina, no hay sistema de ventilación que salve el aire que la rodea, publicó Salon.com.
Lochte se despidió de Londres 2012, tras sumar 5 preseas.