Paulina Rubio no sale de un problema legal para entrar a otro. Ahora es porque un ex asistente la demandó alegando que ella le dio una brutal golpiza.

Felipe Restrepo Betancur afirma que todo ocurrió en el aeropuerto de Miami, como resultado del enojo de la cantante por sentarla en la sección "coach" en lugar de tenerle un asiento reservado en "primera clase."

Él dice que sufrió heridas en su cara y brazos, además de un severo daño emocional y ahora exige una compensación de $250 mil.

Por su parte, representantes legales de Paulina Rubio ya respondieron a la queja tachando a Felipe Restrepo Betancur de borracho e incompetente. Aseguran que cuando fue despedido, el en venganza se dirigió al abogado que representa a otra persona que también tiene una queja legal contra la cantante.

En esta respuesta, los representantes de "La Chica Dorada" afirman que aparte de que ella es mucho más chica que él, otra prueba de que las acusaciones son falsas es que todo supuestamente ocurrió en público, pero hasta el momento la parte acusadora no tiene un solo testigo.