El área de Long Beach California se está convirtiendo en punto de encuentro para cientos de fanáticos de Jenni Rivera.

Es porque ahí sepultaran a “la diva de la banda,” para ser exactos en el Cementerio de Todos los Santos.

Muchos admiradores incluso han viajado desde lejos para ser parte de este momento,  pero como no les han permitido la entrada al lugar, han tenido que esperar pacientemente en la calle o en casas de vecinos.

La Policía ya está presente para garantizar la seguridad, en especial si se pierde el control de la multitud que busca acompañar a su cantante favorito hasta el último momento.

Se confirmó que a diferencia del evento que se hizo en el Auditorio Gibson de Los Ángeles (para detalles de eso, solo tienes que hacer clic AQUÍ), la sepultura del cuerpo será en total privacidad y con invitados especiales, así que los admiradores tendrán que conformarse con apenas ver pasar la carroza fúnebre cuando ingrese al cementerio.