CENTRO DE REDACCION - Los restos de la cantante mexicana, Jenni Rivera, fueron trasladados en  un avión privado que aterrizó en el aeropuerto internacional John Wayne de la ciudad de Long Beach, California a eso de las 8:45 de la noche acompañada por los familiares que viajaron hasta la ciudad de Monterey, México para identificar el cuerpo.

Tras arribar al aeropuerto, el avión fue estacionado dentro de un hangar privado perteneciente a la empresa aeronáutica “Air Flite” quien se encargó del traslado del cadáver hasta la ciudad de Long Beach.

Una escolta policial acompañaba al coche fúnebre que llevaba los restos de la cantante Jenni Rivera y una fila de vehículos conformaban la caravana que llegó a la residencia de los familiares ubicada a sólo unas 3 millas del aeropuerto.

Juan Rivera, en rueda de prensa, pidió que "se celebre la vida de Jenni Rivera". "No estén tristes, no estén de luto. Entendemos el dolor, agracecemos mucho las muestras de apoyo y cariño, estamos en casa, estamos en paz".

Con emotivas palabras dijo: "Mi hermana, jamás, jamás morirá".

Según trascendió la cantante será despedida en el cementerio “All Soul” de la ciudad de Long Beach. Lo que no está claro, cuándo y a qué hora será.