LOS ÁNGELES (California) – Acaba de salir a la luz que Kim Kardashian supuestamente tuvo que ser internada de emergencia, tras presentar un fuerte malestar durante un vuelo procedente de Paris.

Según el reporte, tan pronto como la nave llegó al aeropuerto angelino, la estrella fue llevada de inmediato a un hospital, con el temor de que el dolor pudiera afectar su estado, pues como es sabido, aunque sigue casada con el deportista Kris Humphries, Kim está esperando un hijo de otro hombre, el cantante Kanye West.

Kim supuestamente ya está fuera de peligro y al parecer los dolores fueron producto  de un exceso de ejercicio, viajes y actividades profesionales. El doctor que la atendió supuestamente le ordenó reposo absoluto hasta nuevo aviso.