Lo más duro para los protagonistas de "La Patrona" ha sido la lejanía de sus familias durante unos ocho meses de grabación, dijeron en entrevista con "Al Rojo Vivo".

Pila confiesa que fue muy duro separarse de su hija. Aracelly recuerda que una ocasión una niña se acercó a ella para decirle que era su fan y cuando volteó a ver a Pila, él estaba con la lágrimas en el rostro. "Lo más fuerte de este proyecto fue estar separado de la niña", dijo el actor.

Ambos se describen entre sí como de carácter fuerte y señalan que trabajaron muy bien juntos. Los actores están satisfechos con el éxito de la telenovela, cuyo final es el próximo martes 9 de julio.