Cada vez son más fuertes los rumores de que la princesa Letizia de España vino a Miami en secreto para hacerse un retoque estético.

En el popular segmento de televisión "El programa de Ana Rosa", incluso la periodista Carmen García Pelayo ha ofrecido los detalles del viaje, que no ha sido ni negado ni confirmado por la Casa Real.

Por ejemplo, se ha informado que la princesa, casada con el heredero de la corona, Felipe, tomó un avión de Iberia en el más absoluto de los secretos el miércoles 21 de noviembre, acompañada de tres escoltas.

Regresó a Madrid el domingo 25, justo a tiempo para participar ese mismo día en la visita que hizo la familia real al rey Juan Carlos al Hospital San José de Madrid, donde se recuperaba de una operación de la cadera.

Pocos días después la princesa también fue retratada para las fotos oficiales con las que la monarquía obsequia a los españoles todos los años por estas fechas.

¿A qué vino? En España aseguran que su visita a Miami tuvo que ver con el deseo de doña Letizia de hacerse un retoque cosmético, aparentemente un rejuvenecedor "lifting".

Estas especulaciones se han visto reforzadas por el hecho de que la agenda de la princesa de Asturias entre los días 21 y 26 de noviembre permaneció despejada.

¿Verídico o puro rumor? El tiempo dirá.

Lo cierto es que lo que sí ha recibido un gran ¨lifting" es la imagen de nuestra ciudad como capital mundial de la cirugía estética.