La vedette cubana Niurka Marcos decidió abandonar la obra “Qué rico mambo” a tan sólo horas de su estreno, y su partida no estuvo libre de controversias.

La actriz y bailarina presuntamente se irritó porque la producción, dirigida por Eduardo Paz, no le pagó el vestuario que ella misma se mandó confeccionar, y que consistía en 17 vestidos.

Pero eso no fue todo, porque se reporta que además habló mal de la protagonista Maribel Guardia, diciendo que no sabía bailar como el resto del reparto.

Después de mucha controversia y cambio de fecha, “Qué rico mambo”, que rememora los años 50, se estrenó el sábado en el Teatro San Benito Abad, en México, pero su puesta en escena perdió brillo por diversos contratiempos, entre ellos problemas con el vestuario de la propia Maribel Guardia.