El bullying en las escuelas es un problema que ha tomado dimensiones alarmantes en los Estados Unidos. Las cifras son escalofriantes y, aunque no es grato conocerlas, es importante que los adultos tomemos conciencia de la situación, para asegurarnos de estar al pendiente de nuestros hijos y proteger su integridad y bienestar.

La agresión se extiende

Ser víctima del bullying puede afectar la autoestima de los niños e incluso dejar una huella negativa en sus habilidades sociales y aptitudes para desarrollarse en el futuro, lo mismo en el ámbito profesional que personal. Sin mencionar, lo terrible que es para un niño vivir intimidado, avergonzado y atemorizado en la escuela.

La Asociación Nacional de Educación y el Centro Nacional para la Seguridad en la Escuelas estiman que, alrededor de 160 mil niños faltan a la escuela todos los días por temor a los ataques y amenazas de sus compañeros. Por si fuera poco, las instituciones revelan que uno de cada siete estudiantes entre el kinder y el duodécimo grado, están relacionados con esta violenta conducta infantil. Además, de acuerdo con las estadísticas, el bullying es el móvil principal de los tiroteos en las escuelas.
 
Enriqueta Lemoine, del portal Mamás Latinas, revela la situación actual del bullying escolar. Lee aquí el artículo completo.