Muchos champús se venden como naturales, pero no puedes saber qué tantos aceites y extractos de hierba puedan tener. En cambio, elaborando tu propio champú conservas la calidad, ahorras dinero, y te aseguras de no contaminar el cabello con sustancias químicas.

Sigue este paso a paso para elaborar tu champú de aloe vera (sábila), ideal para controlar la sequedad y la caída del cabello.