El origen de esta celebración data de 1621, se relaciona con un banquete organizado por los peregrinos ingleses, en agradecimiento a la ayuda que les ofrecieron los indios nativos y la buena cosecha que se originó durante ese año.  En este banquete compartieron bebidas, alimentos y diversión.

El día de Acción de Gracias es una de las celebraciones más importantes en Estados Unidos, es una oportunidad para reunirse con toda la familia y compartir exquisitos platillos dando gracias Dios todo lo que uno tiene en la vida.

Seas estadounidense  o no, nunca está de más celebrar con tus seres amados un día de agradecimiento, es el pretexto perfecto para inculcarle buenos valores a tu familia y lucirte en la cocina con platillos típicos. 

Los latinos que viven en Estados Unidos tienen muchas buenas razones para celebrar, la primera de ellas es la oportunidad que han encontrado en este país para cumplir sus sueños.

En palabras de Andreina Marcano, una psicóloga residente, desde hace varios años, en Estados Unidos, “El día de Acción de Gracias es una tradición norteamericana que muchos hispanos hemos asumido como propia en este país porque nos da la oportunidad, entre otras cosas,  de hacer un alto para darle el justo valor a lo sencillo de la vida, a lo que nos permite seguir adelante, aún en tiempos de dificultades”

Como ella, miles de latinos saborean la festividad a su manera, en muchos casos con el recuerdo de sus travesías de inmigrantes, y sazonada con sus formas de vida, sus recetas familiares y su música.

A continuación te damos algunas ideas para que celebres este día:

Organízate de forma que, además compartir con los tuyos un momento agradable, también pongas tu granito de arena para ayudar a aquellos menos afortunados.  

Este día, antes de la cena, instruye a tus hijos acerca de la historia norteamericana y las tradiciones de tu propia cultura, la historia de esta celebración se presta para inculcarles algunos valores como el amor al prójimo y la solidaridad. La importancia de ayudar a otros cuando más lo necesitan.

Haz una lista con tu familia de todas las bendiciones recibidas en el año y que tienen que agradecer, la salud, la provisión, el hogar, etc.

Una vez que hayas sensibilizado a tu familia acerca de la importancia de agradecer y de dar, recolecta las cosas que ya no usas y ayuda a personas de escasos recursos, haz una donación, haz algún platillo y llévalo a un comedor público o haz voluntariado en algún centro.

En la medida de lo posible, además de invitar a tus familiares y amigos,  invita a alguien que conozcas que no tenga nadie con quien celebrar.

Dale un toque latino a tu menú de Acción de Gracias y si te invitan a compartir con otra familia prepara un platillo tradicional de tu país.

Puedes incluir entre el menú: tamales, tortillas, tacos, etc. En Estados Unidos la tradición es acompañar el pavo con salsa de arándanos, camotes con malvaviscos y vegetales.

Otra idea es planear una comida en la que cada asistente traiga un platillo típico de su país.

Reune a tu familia y decora tu árbol de Navidad y coloca el nacimiento.

Planea asistir a alguno de los desfiles que se celebran en las grandes ciudades como Detroit, Nueva York, Chicago, etc.

Hay muchas formas de celebrar pero lo más importante es que todo lo que hagas, lo lleves acabo con mucho amor y pensando en hacer este día muy significativo para ti y los tuyos.

¿Qué te parecieron estas ideas? Cuéntanos cómo celebras tú y si tienes otras alternativas para celebrar.

Por: Bertha Martínez