Con el nuevo año llegan los balances y las resoluciones para mejorar tu calidad de vida. Encontrar la forma de incorporar a tu día a día todas esas cosas con las que sueñas y que vienes postergando no es tarea fácil. Te proponemos unas ideas para que desarrolles tu creatividad y puedas organizarte mejor. ¡No te las pierdas!

1. Vuelve a ser niño. La creatividad está muy relacionada con la libertad e inocencia de la mentalidad infantil. Los niños se sorprenden de todo, miran con los ojos muy abiertos y descubren una fantasía en cada esquina. De eso se trata.

2. Desconéctate. Si has pasado horas o días dando vueltas a un problema y no encuentras la solución, distánciate del tema. Cambia el aire, haz ejercicios, cambia de lugar tu escritorio, prepárate algo rico, lee un poco, y luego vuelve a enfrentarlo con la mente relajada.

3. Sembrando ideas. Para desarrollar la creatividad es importante rodearte de cosas nuevas: lugares y ciudades que no conocías, gente distinta, calles de tu barrio que no frecuentas, libros orientales, películas extrañas… De todo aquello saldrá una idea original para dejar contento a tu jefe o para un cuento fabuloso con el que tu hijo se dormirá esa noche.

4. Confianza. No deseches tus ideas por miedo al ridículo o por subestimarlas. No te quedes callada en medio de una reunión de trabajo por temor o inseguridad. Confía en tus ideas y en lo que a partir de ellas puede surgir. Apúntalas, todas. Una irá dándole lugar a otra nueva hasta llegar a la ideal. Incluso, una idea que no es perfecta para el problema actual, puede ser la indicada para otro futuro.

5. Las emociones. Para dejar que la creatividad fluya con fuerza y constantemente, debes estar abierta a tus emociones y conectada contigo misma. Abre tu corazón y permítete sentir y pensar cosas nuevas, insólitas, raras. El corazón es una fuente inagotable de emociones; y las emociones, de imágenes y pensamientos.

6. Piensa al revés. A la hora de dar con la mejor solución, piensa qué sucedería si la dieras vuelta y lo hicieses al revés. Muchos grandes descubrimientos y negocios de la historia surgieron de esta manera. ¿Qué sucedería si ese regalo para tu sobrina, en vez de rosa lo haces negro o transparente? ¿Qué sucede si primero comes el postre y luego el plato principal? ¿Has intentado desayunar antes de acostarte o descansar antes de hacer ejercicio?

7. Por las noches. El momento de mayor creatividad de una persona es durante la noche. Ten en tu mesa de luz una libreta y apunta en ella todo lo que recuerdes, aunque sea poco. A partir de allí surgirán cosas increíbles.

8. Decora tu hogar con el color azul, ya que fomenta la capacidad creativa y lógica para resolver problemas. El color rojo, por su parte, fomenta la atención a los detalles.

9. Ejercicios. Existen miles de ejercicios para desarrollar la creatividad. Prueba con dibujar sonidos o aromas. Toma una frase cualquiera y, a partir de ella, inventa una historia; luego, visualízala como si fuera una película. Elige un objeto al azar y comienza a relacionarlo con otros hasta llegar a tu objeto de destino: si tomas “estufa”, debes relacionarla hasta llegar a “león”, estufa-calor-áfrica-sabana-safari-animales-león, por ejemplo.