Todos sabemos que tener hijos es un hecho milagroso y de una inmensa felicidad. Sin embargo, estudios recientes sumaron otro factor positivo al hecho de dar a luz: Tener hijos ayuda a mantenerte más joven y previene enfermedades y adicciones. Suena fantástico ¿no?

Según Enriqueta Lemoine, del portal Mamás Latinas, un estudio publicado en Dinamarca revela que los hombres que no tienen hijos son dos veces más propensos a morir de enfermedades respiratorias, cáncer y accidentes. En las mujeres los efectos son más dramáticos: las mujeres sin hijos son cuatro veces más propensas a estos riesgos. Además, quienes no tienen hijos tienen mayor predisposición al alcoholismo, la depresión y la enfermedad.

Es inherente al ser humano buscar afecto y esto, según un estudio reciente publicado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, predispone a vivir más. El research muestra como el 91 por ciento de los hombres que no tienen un estrecho vínculo afectivo con sus padres corren riesgo de padecer presión sanguínea alta, alcoholismo y enfermedades del corazón cuando envejecen. Solo el 44 por ciento restante que sí tiene una relación cercana y cálida, corre riesgo de desarrollar esas enfermedades.

¿Suena interesante? Continúa leyendo el artículo completo aquí