Las mujeres verdaderas “no tenemos dueño, somos nuestras propias dueñas, decidimos qué hacer, con quién, cuándo y lo único que nos motiva es el deseo”. Así describe Elisa Botti en su blog a la mujer que todas deben aspirar a ser, envueltas en un contexto de amor, sinceridad y sabiduría. En esta nueva sociedad, la única manera de abrirse paso es siendo una mujer plena y honesta.

Haciendo uso de la historia bíblica de Adán y Eva, la autora expone de manera clara su visión para alcanzar un nuevo lugar en este mundo a través de las cosas cotidianas: una reunión con amigas, el trabajo, la familia… y lograr que la felicidad sea moneda corriente.

Apuesta por una vida mejor. Haz clic aquí para leer la historia completa.