Los avances en estética y cosmética, ponen a nuestro alcance, productos o procedimientos cada vez más innovadores para transformar la apariencia del cabello. Sin embargo, el deseo de estar a la moda, o cambiar de look, nos lleva a someterlo a procesos agresivos que pueden deteriorarlo. Aprende cómo prevenir el daño en tu cabello, para que luzca siempre hermoso.

Los enemigos de tu cabello

Los tintes, permanentes y alisados de larga duración, pueden darle a tu cabello el estilo chic que buscas, pero también pueden dañarlo. Los procesos de estilizado que involucran la aplicación de químicos o de calor extremo, son los adversarios de un cabello sano y radiante.

La dermatóloga, Zoe. D. Draelos, expositora durante la reunión anual de la Academia Americana de Dermatología, explica que, el cabello no tiene la capacidad de autorepararse del daño -salvo por el nacimiento de nuevo cabello-, así que una vez que su estructura se ha lastimado, su apariencia, también se ve afectada.

De acuerdo con la especialista, un cabello dañado pierde brillo, porque se altera el equilibrio de sus aceites naturales, lo que también lo reseca y electriza. Además, las cabelleras dañadas se vuelven frágiles y quebradizas.

¿Cómo defenderlo?

La Dra. Draelos señala que, los cuidados adecuados, deben ser específicos para el tipo de daño que pudiera tener el cabello, por ejemplo:

Una melena deteriorada por químicos como tintes, ondulados o alisados “permanentes”, requiere reponer los humectantes perdidos; por lo que el uso regular de acondicionadores es conveniente. Del mismo modo que los productos con dimeticona, pueden ayudar a reducir la estática, según indica Draelos, quien añade que los serums son otro recurso aliado.

Un cabello “quemado” por la aplicación habitual de calor extremo, puede mejorar su apariencia si se humecta regularmente, sin embargo, Draelos menciona que una vez que se ha dañado por el calor, el cabello no tiene más remedio que cortarse y esperar a que crezca. Por ello, recomienda dejar secar el cabello al natural, todas las veces que sea posible; así como, al utilizar la secadora, comenzar con el nivel de calor más bajo, y utilizar el calor más intenso, solamente al final del secado.

Cuidados para un cabello hermoso

La dermatóloga aconseja los siguientes tips para cuidar el cabello y lucirlo siempre impecable:

Menos es mejor. Recurrir a la menor cantidad posible de procedimientos y productos para estilizar el cabello, ayudará a minimizar el daño.

Lava el cuero cabelludo.
Con el shampoo, y dejar que éste solamente corra por el resto del cabello.

Aplica el acondicionador. En las puntas, para mejores resultados.

Elegir el estilo adecuado.
Cuanto más parecido sea a la estructura y color natural de tu cabello, menos riesgos tendrá de dañarse.

Fuente: www.aad.org