Si tu hijo se distrae mucho, se levanta demasiadas veces cuando hace la tarea, le cuesta sentarse a trabajar, pierde tiempo buscando lo que necesita, si se olvida las tareas que tiene que hacer o el material necesario, puede ser que lo que esté necesitando es un ambiente distinto.

María Isabel Fernández, del portal IniciativaT.com, te ofrece una serie de recomendaciones imprescindibles para que construyas alrededor de tu hijo un ambiente que lo estimule, favorezca su concentración y donde se encuentre cómodo.

La habitación, la mesa o escritorio, la ventilación del ambiente, los recursos que precisa, el horario que debe seguir con constancia y disciplina… no te pierdas estos consejos.

Haz clic aquí para leer la historia completa.