El cabello con luces, mechas o highlights es una fuerte tendencia este verano y el favorito de muchas celebridades. Irónicamente, el clima de la temporada puede arruinarlas fácilmente. Antes de dar el gran paso, analiza sus beneficios y desventajas, y conoce qué se esconde tras este procedimiento capilar.

Estilos clave

Californiano. Es el look del momento y uno de los preferidos de Drew Barrymore. Las mechas se llevan degradadas, con un tono oscuro en la raíz, que va aclarándose hacia las puntas, como sucede con un cabello que pasa mucho tiempo bajo el sol. PROS: Iluminan el rostro y dan movimiento a la melena. CONTRAS: Puede ser un estilo muy audaz.

Natural. Más que con mechas, se logra con luces múltiples y muy delgadas. Se llevan en uno o dos tonos más claros que el color natural del cabello. PROS: Se ven muy naturales y dan un efecto de mayor volumen. CONTRAS: Generalmente requieren decolorar el cabello.

Contrastado. Puede lograrse ya sea con mechas o luces que se aplican en un tono diferente al cabello, como un color rojizo o caramelo, sobre un castaño. PROS: Es una opción muy glamorosa y no requiere decoloración. CONTRAS: Si se aplican demasiado gruesas, rayan en lo roquero.

¿Atreverse o no?

Cualquier coloración en el cabello, es un cambio importante que involucra no sólo transformar tu look, sino inversión extra de tiempo, dinero y esfuerzo. Fíjate:

Desafías a la naturaleza. El sol es el principal enemigo de una coloración. Su efecto oxida el color, aclarándolo notoriamente a las pocas semanas. Así que, teñirse en verano implicará llevar gorra o sombrero una buena parte de la temporada.

Aumentas la fragilidad. Para hacer luces o mechas muy claras, es necesario decolorar. Esto debilita el cabello, lo hace más propenso al daño y a lucir maltratado y opaco si no se tienen los cuidados adecuados.

Visitas más el salón de belleza. Teñirte requiere acudir al estilista con mayor frecuencia –y su respectiva inversión de tiempo y dinero–, pues es necesario retocar la raíz conforme crece el cabello. Luces y mechas se retocan en promedio cada dos meses. Aunque en verano las melenas crecen más rápido.

Cuidados especiales

Si estás decidida a lucir esta tendencia, toma en cuenta las siguientes recomendaciones para que tu cabello se vea siempre impecable:

Utiliza shampoo y productos de estilizado para cabello teñido, con protección solar y libres de alcohol.

Evita lavarte el cabello el día de la coloración. Sus aceites naturales ayudarán a protegerlo.

Espera 24 horas para volver a lavarlo. El color es más vulnerable recién aplicado.

Aplica un tratamiento acondicionador días antes de teñirlo y una vez por semana cuando ya te hayas hecho la coloración.