Reducir las calorías que se consumen, es necesario para bajar de peso y, si bien existen diversas estrategias para lograrlo, contar con el apoyo de productos diseñados como sustitutos de los alimentos, con los nutrientes que requerimos, el contenido calórico adecuado, y que nos libren de cálculos o preparaciones, suena tentador. La dieta Slim Fast, se basa en este concepto, pero como todo régimen, para resultar, debe ser compatible con tus preferencias y  estilo de vida. Conócela más a fondo.

Sustituir para adelgazar

Sustituir alimentos convencionales por productos Slim Fast es la base de este plan para reducir medidas, pero debes saber que no se trata sólo de consumir batidos en lugar de tus comidas, pues este programa que ha venido actualizándose, cuenta también con opciones como barras nutricionales, snacks, sopas y pastas, entre otros.

El programa propone un régimen basado en cinco pasos alimenticios que se enfocan en el control de las porciones y calorías, pero que no involucran a los usuarios en conteos, controles o elaboraciones complicadas. De acuerdo con Medicine Net, sitio especializado en salud, Slim Fast afirma que de atenerse al plan – que incluye por lo menos 30 minutos diarios de actividad física moderada-, es posible perder el 10% del peso corporal en los primeros seis meses a un ritmo de una a dos libras por semana.

La estrategia de la dieta Slim Fast, es sencilla. Se trata de realizar seis comidas al día:

Tres snacks de 100 calorías que consistan en frutas, verduras, frutos secos, yogurt sin grasa o una barra de tentempié de la marca.

Dos batidos o barras de comida Slim Fast, diseñados con las calorías y nutrimentos necesarios para sustituir una comida como desayuno o lunch.

Una comida convencional pero balanceada de 500 calorías. Para elegirla adecuadamente, el programa brinda diversas sugerencias a través de diferentes recursos de apoyo, como dietistas especializados o recetas disponibles en su página web.

¿Qué resultados puedo esperar?

De acuerdo con Healthy Women, portal dedicado al bienestar, la Asociación Americana de Nutrición y Dietética, tras haber estudiado diversos tipos de dietas bajas en calorías, concluyó que los planes estructurados de reemplazo de alimentos, pueden ser efectivos para bajar de peso y, Medicine Net señala que los productos Slim Fast tienen un balance nutricional adecuado.

Por su parte, un especialista consultado por Every Day Health, sitio especializado en salud, remarca que el programa es fácil de seguir, aunque también tiene sus contras, como que algunas personas no se sienten sastisfechas con los productos o llegan a aburrirse de los mismos, con lo que se abandona el régimen que además, no proporciona una guía de transición a los alimentos convencionales, que permita cambiar hábitos para mantenerse en el peso deseado.

Fuentes: Medicine Net, Healthy Women y Every Day Health