Considerada una de la mujeres más hermosas de su época y condecorada con los más grandes galardones por su carrera como actriz, Liz Taylor también ganó fama por sus ocho matrimonios y su pasión por las joyas; sin embargo dentro de todo el esplendor, esta diva del séptimo arte llegó a sufrir de sobrepeso, y como una verdadera amazona se deshizo de las libras de más con una dieta rigurosa y, a decir verdad, algo excéntrica. La revista New York Magazine hace una retrospectiva del régimen que la llevó a recuperar su figura. Entérate aquí de todos lo detalles.

Fuerza de voluntad ¡a prueba!


Elizabeth Taylor era conocida por el glamour. Se dice que la estrella de la pantalla grande, sólo elegía lo mejor de cada cosa, desde las joyas, hasta la moda; aunque de acuerdo con la revista New York Magazine, su gusto por la comida, podía no haber sido tan exquisito. La publicación, revivió recientemente los detalles de la dieta a la que se sometió la actriz para bajar dramáticamente de peso, tras haber ganado una suma considerable de libras. El régimen se hizo del dominio público cuando la misma Taylor decidió compartirlo en un libro titulado Elizabeth Takes Off.

New York Magazine se dio a la tarea de revisarla y expuso algunos de los principales platillos que la componían, los que a decir verdad, llevan a pensar que Liz, merece otro reconocimiento al mérito de la fuerza de voluntad, que la actriz tuvo que tener para mantener un régimen sumamente estricto y escaso en opciones, que si bien pudo funcionarle, rompió con dos de los mandamientos que los especialistas consideran hoy como fundamentales de una dieta exitosa para bajar de peso sin recuperarlo: variedad y porciones equilibradas, que mantengan el apetito bajo control.

Las comidas de Liz

Taylor fue controversial ¡hasta en la comida! Los platillos de su dieta pueden parecer apetitosos para algunos y atroces para otros. Conoce algunos de los alimentos que, de acuerdo con New York Magazine eran parte de la afamada dieta de Liz:

Desayuno. Pan tostado solo y una pieza de fruta ¡todos los días!

Almuerzo. Una de las propuestas de la dieta consistía en preparar un dip con crema agria, blue cheese, chalote y vinagre, para comerlo junto con verduras crudas.

Cena. Algunas de las recetas sugeridas por la actriz:
-    Pescado sazonado únicamente con jugo de lima
-    Un sandwich de bistec ¡y mantequilla de cacahuate!
-    Vegetales hervidos con salsa de tomate

Otras sugerencias:
-    Queso cottage con crema agria y fruta
-    Ensalada de atún con salsa de tomate, toronja, cebollín y mayonesa
-   
Encuentra aquí más detalles en inglés acerca de la dieta de Liz Taylor.

Fuente:
New York Magazine