A la hora de vestirse para ir al trabajo hay muchas variables que debes tener en cuenta: marcar tu personalidad, mostrarse segura, seductora, con tu propio estilo y mucha confianza en ti misma. ¿Cómo lucir como una ejecutiva agresiva, una empleada eficiente, una vendedora infalible...? Te ofrecemos 10 alternativas ideales para lograr un look perfecto de oficina durante esta temporada otoño – invierno.

La primera idea es marcar la diferencia siendo fiel a tu personalidad. Atrévete con un traje de color vivo y alegre, como el azul eléctrico, y combínalo con fucsia. Transmitirás energía a tus compañeros y seguro que mejorará el ambiente.

De la misma manera, apuesta por loes estampados florales y alegres. Si los combinas inteligentemente, pueden resultar elegantes y sofisticados. Atrévete a lucir diferente.

Para suavizar tu look, prueba intercambiar las americanas de distintos trajes, combinar una chaqueta de punto con un pantalón de seda o lucir prendas más fashion como blusas con volantes o pantalones abombados.

La inspiración militar aparece en las colecciones de los grandes diseñadores para esta temporada. Puedes explorar este look con una parka amplia de mangas japonesas, un bolso de estilo paracaidista, un foulard de diseño de camuflaje o un pullover gris de uniforme.

Si sueles elegir pantalones, puedes utilizar debajo medias finas para proteferte del frío. Deja el negro y prueba con el gris, que son igual de combinables con todo.

Las faldas negras o azules son un “must”. Asegúrate de que no sean demasiado cortas. Pueden ser faldas lápiz, ideales para combinar con blusas, o acampanadas para un look más jovial.

El blazer es la prenda de oficina por excelencia, y lo mejor es su gran versatilidad. Lo ideal es tener varios de diferentes estilos para poder variar las combinaciones. El negro es imprescindible, ya que es elegante y combina con cualquier cosa. Combínalo con colores brillantes para un look moderno, y con rojo para un estilo súper femenino.

Para un look más informal, puedes combinar un blazers con jeans o falda a la rodilla, para un estilo un poco más serio, y con traje de pantalón para situaciones más formales. Los blazer de terciopelo son exclusivos para los días fríos y quedan súper elegantes.

Otra opción muy estilosa, aunque un poco más cara, son las chaquetas de tweed. Este invierno lo más top son las estampadas con pata de gallo.