Tienes ganas de redecorar la casa y cambiar su estilo. Tienes los muebles puestos y la idea de mover y cubrir todo para pintar te da mucha pereza. ¿Qué tal si optas por algunas alternativas creativas -y más sencillas- como vinilos, Decoupage o empapelar la pared?

Empapelar una pared es mucho más sencillo de lo que la mayoría piensa. Quienes lo han probado dicen que es menos complicado que pintar y que el resultado se consigue más rapidamente.

Papeles decorativos

Los papeles decorativos para pared cada vez ofrecen opciones más arriesgadas. Ya no son simples figuras geométricas sino que la temática se expande y va desde lo más conservador hasta propuestas muy artísticas y sorprendentes. Algunas recomendaciones:

Marcos en la pared. Este papel decorativo no es más que una serie de marcos dibujados a mano, puedes dejar que tus niños les den color y pongan en ellos la imagen que les de la gana. Es fresco y divertido. Haz clic aquí para ver este papel.

Papeles para que tus hijos pinten. Es un decorado de selva en blanco y negro, tus hijos tienen que pintar los animales y las plantas con colores. Haz clic aquí para verlo.

Villa mediterránea. El skyline de una ciudad mediterránea decorando tu habitación. Un continuo de casitas blancas que te remontan a unas vacaciones ideales. Haz clic aquí para verlo.
 

Hazlo tu misma

Has pensado en el decoupage. Esta técnica consiste en recortar papeles y pegarlos en la pared a modo de collage. El sistema es simple: pones abundante cola en la parte de atrás del papel que vas a pegar –hasta que quede blando pero sin romperse- y lo pones sobre la pared. Allí con una esponja húmeda le sacas las burbujas. Una vez que todo está en su sitio puedes dar una mano de barniz o simplemente dejarlo como está.

Imprime tus propios patrones. Puedes imprimirte hojas A4 con grabados antiguos, con patrones distintos y pegarlos uno al lado del otro como en un patchwork. Es algo así como esas colchas viejas que hacia tu abuela pero en la pared. Mientras más distintos sean cada uno de los cuadraditos (cortalos de 20 x 20 cms), más divertido será el resultado final. Haz clic aquí para ver como queda y tomar ideas.

Tapas de revistas retro. Esa colección de revistas de los 70´s que tienes en tu ático pueden tener una nueva utilidad. Utiliza las tapas (Asegurate que tienes suficientes como para cubrir la pared) y pégalas cubriendo a la perfección una pared de la habitación. Se recomienda que el decoupage lo hagas en una sola pared y que el resto lo dejes en blanco para que no hacerlo muy agobiante y dejar que la atención se centre en el diseño de esa pared.

Vinilos para tu pared

Hay muchas empresas que se dedican a la creación de vinilos decorativos. Esto son adhesivos que pones en la pared y que le dan a tu decoración un toque creativo. Desde ambientes infantiles, teenager o retro. Haz clic aquí para ver estilos.

Hay muchas opciones creativas para que le de un toque distinto a tu pared. Investiga en la web y ponte manos a la obra.