La película póstuma de Whitney ha sido estrenada y está teniendo muy buena acogida por la crítica y los espectadores. En su primer fin de semana en EEUU recaudo cerca de 12 millones de dólares. Es un remake de una película homónima de los 70´s y cuenta la historia de tres hermanas que en los 60´s desobedecen a su madre y se lanzan como grupo musical alcanzando el éxito. La historia, dirigida por Salim Akil, está basada en la historia de las Supremes.

El film está protagonizado por Jordin Sparks, Derek Luke, Whitney Houston, Mike Epps, Cee Lo Green, Carmen Ejogo, Tika Sumpter, Tamela Mann y Omari Hardwick. El film fue el debut de la ganadora de “American Idol”: Jordin Sparks, pero pasará a la fama por ser la última película de Whitney Houston. La estrella de “Bodyguard” murió el 11 de febrero de este año, apenas tres meses después de terminar de rodar la película.

En Sparkle , Whitney Houston interpreta a Emma, la madre de tres hermanas de Detroit que forman un grupo musical en pleno apogeo de la era Motown. La fama y las adicciones serán las vallas que tendrán que sortear las hermanas, paradójicamente, las mismas con las que se enfrentó en vida la actriz y cantante norteamericana fallecida este año, a los 48.

En el remake, a diferencia de en la película original, Emma en vez de ser una aburrida ama de casa, es una ex-cantante de cuyos errores e intentos en la industria musical le hicieron alejarse de ese mundo y acercarse a la iglesia. Este paralelismo es lamentablemente cercano a la vida de Whitney pero a la inversa: ella comenzó cantando Gospel en la Iglesia Baptista de Newark, pero las malas compañías la indujeron en un mundo de drogas del que nunca pudo salir.

La banda de sonido de la película incluye dos temas cantados por Whitney Houston: "Celebrate" (dueto con Jordin Sparks) y "His Eye on the Sparrow", ambos producidos por R. Kelly. De la banda de sonido también se destaca la versión de "Something He Can Feel", de Curtis Mayfield, que Sparks canta con Carmen Ejogo y Tika Sumpter, sus hermanas en la ficción.

Está película es una entrañable manera de despedirnos por última vez de la gran estrella pop que fue Whitney. Siempre la recordaremos por sus fantásticos hits y también por su belleza. Escucharla cantando “His eye on the sparrow” ha hecho derramar lágrimas a más de un espectador, la estrella con inseguridades y problemas con las drogas queda absolutamente en segundo lugar cuando uno escucha su luminosa y dulce voz cantando en el coro de la iglesia. Así la recordaremos.