ABBEVILLE (Alabama) -- Un canadiense que trabajó durante 25 años como ayudante de alguacil en el sudeste de Alabama fue acusado de vivir ilegalmente en Estados Unidos.

Kevin Dwight Venhuis, de 46 años y residente de Abbeville, fue acusado también de portar armas de fuego sin la debida ciudadanía estadounidense, según documentos judiciales.

Su jefe, el alguacil del condado de Henry, William Maddox, dijo que Venhuis fue voluntario para el departamento policial durante años y que se sabía que él era de Canadá, algo que nunca les pareció un problema porque estaba casado con una estadounidense.

Maddox relató en una entrevista con el diario Dothan Eagle (http://bit.ly/TJFjWd ) que se supo que Venhuis no estaba nacionalizado cuando se divorció y fue arrestado el lunes durante una parada de tránsito.

Según una declaración jurada del Departamento de Seguridad Nacional, las autoridades de Alabama recibieron una queja de que Venhuis trabajaba como asistente del alguacil pese a que no tenía la ciudadanía estadounidense. Además del problema de inmigración, Venhuis también fue acusado de ser un residente ilegal portador de armas de fuego.

Maddox dijo que Venhuis tiene un negocio de computadoras en el condado de Henry y que se encargaba de todo el mantenimiento del departamento de alguaciles.

"Donó todo eso y no le cobraba un centavo a la oficina del alguacil", destacó Maddox. "Es un genio de las computadoras, lo es. Esto no es aceptable en mi opinión, después de 25 años".

Brian Cox, portavoz del Servicio de Inmigración y Aduanas en Nueva Orleáns, dijo que la investigación continuaba y se negó a dar declaraciones el jueves.

Documentos federales indican que el gobierno le negó a Venhuis la solicitud de inmigración en junio de 2009 tras divorciarse de una ciudadana estadounidense después de casi tres años de matrimonio.