WASHINGTON - Las autoridades estadounidenses anunciaron el lunes la detención de 3,168 extranjeros convictos de diversos delitos y fugitivos migratorios durante una operación ejecutada durante seis días de la semana pasada.

En total participaron 1,900 agentes de la oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), durante las redadas llevadas a cabo en 50 estados.

El operativo logró la captura de 2,834 individuos con sentencias penales, incluyendo al menos 1,063 con sentencias múltiples.

Del total, 1,477 arrestados tenían sentencias por homicidio, homicidio culposo, intento de homicidio, secuestro, lesiones con arma letal, robo armado, amenazas terroristas, narcotráfico, pederastia, lesiones a un menor de edad y lesiones agravadas.,

Los arrestos incluyen además 50 pandilleros, 149 criminales sexuales convictos y 698 fugitivos migratorios que habían desobedecido una orden para abandonar Estados Unidos.

El grupo incluyó 559 personas que habían reingresado ilegalmente a Estados Unidos tras haber sido deportados.

El grupo total está compuesto de 2,843 hombres y 325 mujeres de 116 nacionalidades.

El director de ICE John Morton dijo que hay "11 millones de personas viviendo ilegalmente en este país, y la cantidad ha aumentado durante décadas. El país necesita abordar el problema de inmigración. Tenemos un problema con estos criminales, porque muchos intentarán reingresar ilegalmente. Nos concentraremos en estas personas. Aplicaremos la ley de la mejor manera que podamos con los recursos que tenemos".

Morton indicó que las personas arrestadas serán deportados durante el próximo mes.