La hija de 12 años de un hispano que fue deportado por supuestamente usar una moneda falsa en una tienda en Kansas esta presionando al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas para que reconsideren su caso.

El padre de la niña, Josué Noé Sandoval Pérez, fue arrestado el 16 de enero por acusaciones de que intentó pagar con moneda falsa en una tienda local, según un reporte de la AP. La policía notificó Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) tras descubrir que el inmigrante estaba usando un número de seguridad social fraudulento y ya había sido deportado antes. Agentes lo detuvieron el 22 de enero y fue deportado a México nueve días después.

Nayelly Sandoval, estudiante de secundaria y ciudadana estadounidense ha estado trabajando con el grupo Communities Creating Opportunity, con sede en Kansas City, para ayudar a su padre. El su cuenta de Facebook el grupo alega que Sandoval Pérez ha vivido en la comunidad por muchos años y que debe de recibir algo de clemencia.

El grupo insto a miembros de la comunidad a llamar a ICE para tratar de evitar la deportación del padre de dos.

Según la AP, ICE ha dicho que Sandoval Pérez era considerado un caso prioritario de deportación porque ya había sido sacado antes del país y regresó ilegalmente, lo cual es un delito.

El portavoz de la policía, capitán Tye Grant, dijo que Sandoval Pérez, quien laboraba en una chatarrería, llamó la atención de la policía en abril de 2013 cuando una tienda sospechó de las monedas "dañadas" de a cuarto de dólar que el hombre había intentado usar. Grant dijo que la policía rastreó a Sandoval Pérez y lo arrestó en enero.

Sandoval Pérez negó haber tratado de usar monedas falsas, dijo Andrew Kling, portavoz de Communities Creating Opportunity. Añadió que las leyes migratorias no contienen un mecanismo claro para que Sandoval Pérez regularice su condición migratoria.

El miércoles el Concilio Nacional de la Raza (NCLR, por sus siglas en inglés) calificó al presidente Barack Obama como el “deportador en jefe” debido al alto número de deportaciones efectuadas durante su gobierno. Según información de ICE, cerca de 419,000 personas fueron deportadas en el 2011.