NUEVA YORK - El Senado estatal aprobó el jueves una iniciativa de ley que permitirá a los extranjeros obtener una licencia para conducir sin importar su condición migratoria.

De acuerdo con la iniciativa, los inmigrantes podrían empezar a tramitar las nuevas licencias a partir de enero de 2015. La propuesta fue aprobada por 19 votos a favor y 16 en contra. La Cámara de Representantes estatal aprobó la medida la semana pasada.

Los solicitantes necesitarán documentos que prueben su identidad y que han vivido en el estado al menos por 90 días. También tendrán que aprobar pruebas de manejo y verificación de antecedentes penales.

Las licencias nuevas tendrán la leyenda "sólo para propósitos de conducción" y deberán renovarse cada tres años, a diferencia de las licencias regulares que se renuevan cada seis años.

Los demócratas dijeron que la medida mejorará la seguridad en las vialidades.

"Esta iniciativa es antes que nada sobre seguridad pública", dijo el gobernador Dannel P. Malloy. "Es para saber quién maneja por nuestros caminos, y para hacer todo lo que podamos para garantizar que esos conductores son seguros y que operan vehículos registrados y asegurados".

Varios republicanos expresaron su oposición y dijeron que las personas que están ilegalmente en el país no deberían recibir documentos legales.