La Reserva Federal de Dallas concluyó que los inmigrantes en Texas son un aporte positivo para la economía y que los líderes estatales deberían de tenerlo en cuenta.

Ya sea en el sector de la construcción o en cualquier restaurante, es muy común ver a personas inmigrantes trabajar en todos los Estados Unidos y según un estudio, ningún otro estado se beneficia tanto como Texas.

“La economía crece como dos veces más rápido que la economía de la nación, entonces la inmigración a Texas ha sido muy importante” dijo la economista de la Reserva Federal de Dallas Pia Orrenius.

La investigación llevada a cabo por dicha entidad recalca que los inmigrantes representan el 21 por ciento de la fuerza laboral en Texas, pero agrega que esos trabajadores aportan en una escala aún mayor al crecimiento de la economía del Estado.

El estudio también indicó que de los inmigrantes en Texas, más del 60 por ciento son mexicanos, que siete por ciento de la población es indocumentada y que más del 50 por ciento de los adultos inmigrantes en Texas no terminaron los estudios de bachillerato.

El reporte añadió que muchos de los inmigrantes deciden venir a Texas por el relativo bajo costo de vida y de servicios.