TUCSON - Redadas, miedos, rumores y la puesta en marcha de la sección 2b de la ley SB 1070 obligaron a esta familia a “autodeportarse”. Sí, antes de ser detenidos por la patrulla fronteriza o miembros de ICE, prefieren regresar a su natal Sinaloa.

“Vamos a tomar nuestro camino. ¿Para qué esperar que las patrulla nos agarre?”, declaró Irma Tagle a Telemundo Arizona.

Desde hace 12 años Irma y sus hijos llegaron a EEUU con la intención de mejorar sus vidas y poco a poco lo han logrado, pero hubo un detonante en la vida de estas personas a principios de este mes. “Si tienes papeles la puedes hacer muy bien, no hay preocupación, pero no teniendo no”, manifestó Mirna González a las cámaras de Telemundo Arizona.

“Siempre estar con el 'Jesús' en la boca y evitando a los policías no es vida”, afirma. “Por el sólo hecho de ser morenita ya te pueden agarrar”.

El miedo se apoderó de los indocumentados a raíz de la puesta en marcha de la SB 1070. Irma es ciudadana estadounidense, pero el proceso para obtener la residencia de sus hijas puede tardar más de 13 años. “Pues sí, el objetivo no se logró y estamos de acuerdo en regresar”.

Esta familia deja el temor atrás y empiezan una nueva vida en Sinaloa.