PHOENIX - Un alguacil de Arizona conocido nacionalmente por su posición dura contra la inmigración ilegal va a subirse al banquillo de los testigos el martes y enfrentar acusaciones de que sus barridas de inmigración equivalieron a etiquetamiento racial contra los hispanos.

Abogados que dicen que el alguacil del condado de Maricopa Joe Arpaio se centró desproporcionalmente en los hispanos le acusan de lanzar algunas operaciones basado en mensajes electrónicos y cartas que no hablan de delitos, sino se quejan simplemente de que "personas de piel oscura" están congregándose en un área específica o hablando español.

Un grupo de latinos que dicen haber sufrido discriminación presentaron la demanda contra Arpaio, que hace que hace que los reclusos en cárceles duerman en tiendas de campaña y escribió una autobiografía titulada "America's Toughest Sheriff" ("El Alguacil más Duro de Estados Unidos").

Para saber más de la SB1070 dale click aquí

Arpaio ha negado las acusaciones de etiquetamiento racial. El aguacil se negó a comentar este lunes.

Durante las barridas en las que se centra el caso, agentes de la oficina del alguacil inundan un área de la ciudad - en algunos casos, áreas mayoritariamente latinas - durante varios días para buscar a violadores de leyes de tránsito y arrestar a otros violadores de la ley.

Los inmigrantes ilegales representaron 57% de los 1,500 arrestados en las 20 barridas conducidas por la oficina de Arpaio desde enero del 2008, de acuerdo con cifras proveídas por el departamento del alguacil, que no ha realizado esas patrullas desde octubre.

Los demandantes no están pidiendo dinero. Desean una declaración de que la oficina de Arpaio etiqueta racialmente a latinos y una orden que requiera cambios de política.

Si Arpaio pierde el caso, no va a enfrentar cárcel ni multas.

El juicio comenzó la semana pasada y se espera que concluya la próxima.