WASHINGTON - El flujo migratorio sin precedentes que trajo a Estados Unidos 12 millones de mexicanos durante cuatro décadas se detuvo y tal vez se ha revertido, según el centro de estudios Pew Hispanic Center.

Jeffrey Passel, D'Vera Cohn y Ana Gonzalez-Barrera fueron los autores de un reporte basado en estadísticas proporcionadas por las oficinas del Censo de ambas naciones divulgado este lunes, en el cual atribuyeron la tendencia a una combinación de factores como la alicaída economía estadounidense, el incremento de las deportaciones, los riesgos relacionados con los ingresos ilegales al territorio estadounidense, la mayor vigilancia en la frontera binacional y el declive a largo plazo de la tasa de natalidad en México.

Durante el quinquenio 2005-2010, un total de 1,4 millones de mexicanos emigraron a Estados Unidos -menos de la mitad de los 3 millones que emigraron entre 1995-2000- mientras que 1,4 millones de mexicanos retornaron desde Estados Unidos a México, casi el doble de la cifra registrada durante un quinquenio de la década previa. El documento señaló que la mayoría de los retornos ocurrieron de manera voluntaria.

"Ha estado claro durante varios años que el flujo migratorio de México a Estados Unidos ha disminuido desde 2006, pero hasta hace poco había escasa evidencia de que el flujo de regreso a México haya aumentado", señaló el reporte. "El vacío lo llenaron estadísticas nuevas del censo mexicano del 2010, según las cuales la cantidad de inmigrantes mexicanos que regresaron durante los cinco años previos al censo del 2010 duplicó a los que volvieron durante los cinco años anteriores".

Pese a la interrupción en el flujo migratorio procedente de México, el Pew Center indicó que la población estadounidense-mexicana, que agrupa a extranjeros y a estadounidenses por nacimiento con ancestros mexicanos, continúa creciendo y alcanzó 33 millones en 2010, debido principalmente a que los nacimientos superaron a la inmigración durante el periodo 2000-2010.

Los expertos señalaron como característica principal del flujo procedente de México el que un 51% de los inmigrantes mexicanos residen en Estados Unidos sin la debida documentación. Cerca del 58% de los inmigrantes no autorizados son mexicanos.

Pero el Pew Center señaló que 6,1 millones de inmigrantes mexicanos sin documentos residían en Estados Unidos en 2011, un descenso respecto a los casi 7 millones registrados en 2007.

Gracias al intenso flujo demográfico de los últimos 40 años, Estados Unidos tiene actualmente 12 millones de inmigrantes procedentes de México, una cifra superior a la cantidad de inmigrantes extranjeros radicados en cualquier otro país del planeta, señaló el documento.

En Estados Unidos, las personas procedentes de India ocupan un segundo lugar, al representar 4,5% de los 40 millones de inmigrantes. Un 29% de todos los inmigrantes en Estados Unidos nacieron en México y uno de cada 10 mexicanos por nacimiento reside en Estados Unidos, según el informe.

El Pew Hispanic Center es un centro de estudios apartidista dedicado a documentar el impacto de la población hispana en la sociedad estadounidense.