El Centro de Estudios de Inmigración,  (Center for Immigration Studies) (CIS, por sus siglas en inglés) le ha recomendado al Partido Republicano que, para las elecciones de noviembre, dejen de preocuparse por los votantes latinos y se enfoquen en su base predominantemente anglosajona. Esta es la conclusión “kamikazi” a la que ha llegado el CIS, en su nuevo informe inocuamente titulado "Proyectando el Voto Hispano en el 2012".

El informe, por cierto,  rechaza las afirmaciones de innumerables analistas quienes afirman que los votantes latinos podrían inclinar la balanza electoral de una manera u otra en los estados llamados "campos de batalla" y, por extensión, en la nación en su conjunto. Pero el CIS, sostiene que solamente los veteranos y jubilados superan en número a los latinos en el electorado nacional, ¿por qué no centrarse solo en ellos?, dice el CIS. Esto, naturalmente, le debe parecer  muy gracioso a algunos observadores políticos, pero el CIS lo dice muy en serio.

Lo cierto es que el argumento del CIS es por demás simplista. Según ellos, en primer lugar, no hay muchos votantes latinos. De hecho, "constituyen sólo el 8,9% del electorado nacional, mientras que los blancos no latinos son el 73,4% y los negros no latinos son el 12,2%. Dado que los blancos no latinos superan en número a los latinos por un margen tan amplio", dice el informe, "si un candidato aumenta su participación en el voto hispano en 5 puntos, y al hacerlo perdió 0,7 puntos del voto de los blancos, el candidato quedaría una mala situación. "En otras palabras, la raza ostenta el poder de elegir".

El informe también señala que los latinos constituyen una proporción aún menor de los votantes en la mayoría de los estados en disputa que a nivel nacional. En concreto, "en 12 de los 18 estados, la participación de los hispanos se prevé que sea inferior al 4 por ciento del electorado (Virginia, Iowa, New Hampshire, Ohio, Pensilvania, Carolina del Norte, Wisconsin, Michigan, Indiana, Minnesota, Missouri y Maine) . CIS no quiere reconocer, o lo hace a regañadientes, que en cuatro de los estados (Nuevo México, Florida, Nevada y Arizona), los hispanos representan más del 16 por ciento de los votos.  Pero lo que es aún más importante es que el informe no habla de lo ajustada que fue la elección presidencial del 2008 en algunos de estos estados. Por ejemplo, John McCain ganó en Missouri por sólo 3.903 votos. Lo cierto es que unos pocos votantes pueden hacer una gran diferencia en una carrera reñida.

El informe no reconoce que la cuota del voto hispano en los estados y a nivel nacional puede parecer pequeña, pero en las próximas elecciones es casi seguro que va a estar más cerca de lo que el CIS se imagina; porque unos pequeños cambios en la base de apoyo de candidato puede determinar al ganador de un Estado. Sin embargo, el informe rechaza de plano a los votantes latinos cuando afirma que su lógica racista también se aplica a otros grupos de votantes por igual: "Por ejemplo, el 8,9 por ciento de los votantes hispanos equivale a los veteranos (12 por ciento del electorado), a las familias con ingresos superiores a los $ 100.000 (18 por ciento), las personas mayores de 65 años (19 por ciento), las personas casadas (60 por ciento), y los que viven en viviendas ocupadas por sus propietarios (80 por ciento). "

Nada más falso. El número de electores que son propietarios de sus  viviendas no tiene nada que ver con la tendencia del voto hoy en día. Pero lo que si es verdad es que este grupo puede resultar decisivo en una elección en particular. Además, los "Latinos" son una Etna, no una raza,  es decir que conforman una red social y un patrimonio histórico muy diferente de la que une a los grupos de personas nativas que son dueños de sus propias casas. Es falso pensar que la propiedad de una vivienda influye en el comportamiento político de la misma manera como la identidad de una étnica. Sin embargo el CIS nos quieren hacer creer que los propietarios de viviendas, experimentan los mismos tipos de conexiones con otros propietarios como los que experimentan los latinos con otros latinos.

El informe del CIS concluye que "la etnicidad es uno de los muchos factores que pueden afectar el resultado de la elección presidencial de 2012". Pero lo cierto es que no está nada claro que esto sea lo más importante. Al parecer, el CIS cree que si los republicanos ignoran el voto latino este va a desaparecer. Como diría el Quijote "dejad que los perros ladren Sancho, porque es señal que avanzamos".