Seis mexicanos indocumentados fueron detenidos en Lakewood, Nueva Jersey, y están acusados prostituir a docenas mujeres que traían engañadas de México y otros países de Latinoamérica.

Las autoridades señalaron que les hacían promesas de trabajar como empleadas de servicio doméstico o niñeras, pero que luego las forzaban a trabajar como prostitutas con largas jornadas en burdeles de Nueva York y otros estados.
 
El estado de Nueva Jersey quiere con las nuevas leyes aprobadas recientemente asegurarse de que quienes sean hallados culpables de prostitución, tráfico humano y secuestro no sean deportados y paguen sus penas en Estados Unidos.