MEXICO - El gobierno de México informó que Estados Unidos envió una orden de detención provisional para poder extraditar al narcotraficante Rafael Caro Quintero, liberado la semana pasada cuando un juez revocó su sentencia por el asesinato de un agente antidrogas estadounidense.

La Procuraduría General de la República informó el miércoles que la orden fue presentada ante un juez federal por delitos que el capo aún enfrenta en un tribunal federal de California. El juez aceptó la orden provisional. La fiscalía agregó que una vez que Caro Quintero haya sido detenido, el gobierno de Estados Unidos tendrá como plazo 60 días para enviar una solicitud de extradición.

Caro Quintero es acusado de dos delitos de narcotráfico en el distrito central de California, con sede en Los Angeles. Aún sigue pendiente la acusación por el secuestro y asesinato de Enrique "Kiki" Camarena, agente de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo el martes que Caro Quintero no podría ser extraditado por el asesinato de Camarena porque es la misma causa que el gobierno de México todavía tiene en proceso.