MIAMI - Sandra Ávila Beltrán, conocida como la "Reina del Pacífico" por supuestamente haber llegado a altas jerarquías en el mundo del narcotráfico mexicano, permanece en un centro de detención de inmigración en Estados Unidos a la espera de ser deportada, dijo el viernes a The Associated Press una portavoz de la policía de Inmigración y Aduanas.
 
"La señora Sandra Ávila Beltrán está bajo custodia del ICE (la policía de Inmigración y Aduanas) desde el 30 de julio, y vamos a facilitar su deportación", expresó la portavoz, quien habló bajo la condición reglamentaria de anonimato. Indicó que "por razones de seguridad" no podía detallar en qué lugar permanece detenida, ni ofrecer información sobre la fecha de la deportación.
 
Ávila Beltrán, de 52 años, fue condenada el 25 de julio a 70 meses de prisión por ayudar a evadir la justicia a su ex pareja sentimental, el narcotraficante colombiano Juan Diego Espinosa Ramírez.
 
El juez federal Michael Moore aceptó el pedido de la defensa de Ávila Beltrán y consideró que el tiempo de prisión debía contabilizarse desde que fue detenida en México el 28 de septiembre del 2007, al que se sumó casi un año de prisión en Miami, por lo que su sentencia ya está cumplida.
 
Stephen Ralls, el abogado que defendió a Ávila Beltrán en el sur de la Florida, dijo a la AP que aún no tenía información sobre la deportación de su clienta. "No hay ningún indicio de que vaya a ser liberada hoy", dijo Ralls en comunicación telefónica.
 
El letrado explicó que Ávila Beltrán se encuentra en Florida y posiblemente será trasladada a otro centro de detención de inmigrantes donde las autoridades la reunirían con otros mexicanos para deportarlos a todos juntos. "Sería en cuestión de días", indicó.
 
Por lo general, las autoridades estadounidenses informan que un extranjero ha sido deportado una vez que es entregado al gobierno de su país. No están obligadas a dar detalles sobre el procedimiento a los abogados.
 
Barry Golden, portavoz del servicio de alguaciles federales, confirmó a la AP que Ávila Beltrán fue trasladada el martes pasado desde una prisión federal del centro de esta ciudad al centro Krome de detención de inmigrantes, en el suroeste de Miami.