MEXICO - Un funcionario federal dijo que descubrieron tres migrantes más muertos, lo que hace aumentar a nueve el número de víctimas del descarrilamiento de un tren al sur de México.

Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil, informó el martes que hallaron tres muertos, pero no especificó si también eran hondureños como los seis cuya muerte se había confirmado en el accidente del domingo.

Horas antes, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes señaló en un comunicado que los trabajos de rescate concluyeron sin encontrar más cuerpos y agregó que se reanudarían los servicios de transporte de carga. Sin embargo, Puente informó en Twitter que los cuerpos fueron hallados entro de uno de los vagones cerca del rancho de Huimanguillo, una zona pantanosa rodeada de lagos y bosque del estado de Tabasco.

México anunció el martes la repatriación de los restos de los seis hondureños que murieron el fin de semana tras descarrilarse en el sur del país un tren de carga conocido como "La Bestia", que los inmigrantes centroamericanos usan en su intento de llegar a Estados Unidos.

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó en un comunicado que los restos de las víctimas serían trasladados alrededor del mediodía desde Villahermosa, capital del estado sureño de Tabasco, hacia la ciudad hondureña de San Pedro Sula, en un avión de la Policía Federal mexicana.

El organismo señaló que de los 18 lesionados reportados tras el accidente el domingo en Tabasco sólo dos permanecen hospitalizados en el vecino estado de Veracruz.

Ocho de los 12 vagones del tren en el que viajaban más de 200 inmigrantes, en su mayoría hondureños, se descarrilaron.

Aunque el número de mexicanos que emigra a Estados Unidos se ha reducido significativamente, ha aumentado el número de centroamericanos que hacen el viaje de 1,600 kilómetros (1,000 millas) al norte, debido en gran parte al aumento de violencia la región por los cárteles mexicanos de las drogas.