MÉXICO – Activistas y periodistas mexicanos, afirman que el crimen  organizado ejerce una censura a base de violencia, frenando así la cobertura de los medios de comunicación sobre sus actividades.

Según reportes recientes, en lo que va del año la prensa en México ha sido blanco de al menos 50 ataques, la mayoría precisamente con el objetivo de sembrar el miedo, para que así los actos delictivos se puedan hacer sin denuncia ni persecución.

Esto no solo ha dejado a periodistas muertos o heridos, sino también ha obligado el cierre de medios de comunicación, pues sus directivos ya no se quieren arriesgar a morir por cubrir los hechos del día.