Varios dominicanos están que botan chispas por una medida que los podría restringir de enviar ropa usada a su país.

Según una carta firmada por el director corporativo de Aduanas, Carlos Blanco Fernández, las agencias de envío no podrán permitir el transporte de ropas y zapatos usados, a partir del primero de agosto.

El presidente del Comité del Dominicano en el Exterior, Máximo Padilla, dijo que la agencia de aduanas no puede prohibir a personas el enviar ropas usadas a sus familiares.

La medida se basa en la ley “458”que fue establecida en 1973 por el presidente Dr. Joaquín Balaguer, la cual no permite las importaciones de vestuarios y otros artículos desechados por clínicas, hospitales o de procedencia clandestina, por temor a que transfirieran enfermedades contagiosas.

Padilla dijo que Aduanas está desnaturalizando la ley, puesto que la misma excluía los objetos que hayan servido para el uso personal de pasajeros o de sus familiares.

Se reporta que la importación de ropa usada llegó hasta 22,515 en el 2012.