El Servicio Nacional de Meteorología emitió una advertencia en las playas de Chicago a la espera de fuerte oleaje en las costas del Lago Michigan provocadas por la llegada de un frente frío.  

Según el Servicio Nacional de Meteorología, se estima que en promedio las olas alcanzarán los 10 y 12 pies de altura, especialmente en los caminos a lo largo de las costas, en donde todos los días cientos de personas montan en bicicleta y corren.
 
Las olas podrían ocasionalmente alcanzar los 15 pies de altura causando el cierre de rutas o caminos para hacer ejercicio.  
 
La advertencia inicia el martes a las 9 am y se espera que culmine en horas de la tarde del miércoles.
 
Las autoridades piden a bañistas mantenerse fuera del agua y a quienes usan los caminos a lo largo de las costas del lago a tener máxima precaución.