NUEVA YORK – Autoridades en la Gran Manzana amenazan con impartir rigurosas leyes en contra de todo aquel que compre mercancías falsificadas.

El sector de Chinatown, el cual es uno de los puntos más reconocidos por la venta de dichos simulacros, podría estar en la mira de las autoridades para atrapar a los amantes de las mercancías de lujo falsificadas.

Entre los accesorios más solicitados se encuentran las lujosas carteras de la marca “Prada” y “Louis Vuitton”, las cuales cuestan alrededor de $2,000 a precio regular.

Los mismos simulacros se pueden conseguir hasta por $20 en la parte baja de Manhattan, por lo que las autoridades de Nueva York amenazan con imponer hasta un año de cárcel y una multa de $1,000.

Hasta el momento las autoridades solo se habían enfocado en desmantelar los distintos grupos clandestinos que venden la mercancía falsificada, pero una nueva medida propuesta por la cancillería de la ciudad, busca incriminar a todo aquel en busca de dichos productos.

De aprobarse esta nueva ley, Nueva York sería el primer estado en criminalizar la compra de objetos falsificados.

La concejal que introdujo el plan de ley, Margaret Chin, dijo que la venta de artículos falsificados genera una pérdida de al menos $1,000 millones en entrada de impuestos a la ciudad.

Por lo usual, los compradores son llevados a lugares escondidos, cerca de la calle Canal, para luego elegir la mercancía de su preferencia.

Dichos puntos de venta son de gran atracción, no solo para residentes locales, sino también para turistas que visitan a Nueva York.

La aerolínea francesa “Air France” advierte a sus pasajeros sobre el delito al comprar artículos falsificados, ya que en Francia las rigurosas leyes imponen multas de más de $478,000 y hasta tres años de cárcel por su adquisición.