El abogado de uno de los hombres acusados de matar a tiros a una adolescente de 15 años dice que a su cliente le denegaron su petición de hablar con un abogado durante 48 horas.

El abogado del otro sospechoso de la muerte dice que su cliente nunca admitió haber estado involucrado en la mortal balacera como dicen los fiscales.

Ambos abogados se dirigieron a los reporteros luego de que un juez del Condado de Cook ordenara el martes que Michael Ward, de 20 años de edad, y Kenneth William, de 20, fueran detenidos sin derecho a fianza.

Ambos están acusados por la muerte de la joven batonista Hadiya Pendleton ocurrida en Chicago el 29 de enero, a solo una milla de la casa del presidente Barack Obama. Semanas antes de su muerte, la adolescente participó en la ceremonia de inauguración del mandatario.

Jeff Granich, abogado de Ward, aseguró molesto que la policía violó los derechos de su cliente. Mientras que Matthew McQuaid, abogado de William, negó que éste fuera miembro de una ganga como dicen los fiscales.