Un hombre del norte de Indiana que llamó al 911 para informarles a las autoridades que estaba conduciendo borracho y que tenía que ser retirado de la autopista, consiguió su deseo cuando un oficial llegó por él.

La Policía Estatal de Indiana dijo que Matthew Devore, de 24 años de edad, de Logansport, fue arrestado la madrugada del lunes en la autopista Interestatal 65, en el Condado de Jasper.
La policía dijo que Devore presentaba un nivel de alcohol en la sangre de .09, lo que apenas rebasa el límite legal para conducir de Indiana. El hombre fue detenido bajo un cargo de conducir en estado de ebriedad.

Las autoridades dijeron que durante la mañana del lunes Devore perdió el control de su auto y terminó en el divisor central de la autopista con una rueda pinchada.

La policía dijo que Devore llamó al 911 y dijo que era un borracho y que tenía que ser retirado de la carretera. Fue entonces cuando un agente del alguacil fue enviado al lugar de los hechos.