Andre curry,  el hombre que hizo noticia por publicar en Facebook una foto de su hija de un año atada y amordazada con cinta adhesiva fue declarado culpable de dos cargos de violencia doméstica y agravada. 

Desde un principio Curry insistió que el incidente estaba supuesto a ser una broma.

La semana pasada, Curry fue absuelto de uno de los cargos que enfrentaba, relacionado al amordazamiento, pero el jueves, un juez falló a favor de los fiscales debido a que fueron capaces de demostrar que la obstrucción de las fosas nasales de la menor, califica como violencia doméstica, de acuerdo con el diario “Chicago Sun-Times”.

Curry fue declarado culpable de dos cargos de violencia doméstica y agravada y enfrenta desde una pena mínima de libertad condicional, hasta un máximo de siete años en prisión.

Curry será sentenciado el 29 de noviembre.