Una pulgada de sándwich fue lo que llevó a un hombre de Chicago a entablar una demanda en contra de una cadena de restaurantes de comida rápida.

Nyguyen Buren, está demandando a la cadena Subway, luego de sacar una fotografía de un sándwich de supuestamente un pie de largo, que puesto a un lado de una cinta de medir, tan solo alcanza las 11 pulgadas, según reporta el diario “Chicago Sun-Times”.

En la demanda, Buren afirma que esto recurrente, y acusa a la cadena de tener el hábito de escatimar en cuanto a la longitud de sus productos.

La demanda sostiene que "de hecho, sufrió una lesión y pérdida de dinero como resultado de la conducta engañosa e injusta".

La demanda no especifica en que consiste la supuesta lesión causada por el corto sándwich.

Demandas colectivas similares se han presentado en todo el país. El abogado de Buren, Tom Zimmerman, cree que todos los clientes de Subway que han sido perjudicados por la falta de una pulgada de sándwich, deberían de ser compensados por su pérdida.

De acuerdo con la demanda, los sándwiches de 6 pulgadas de la cadena, también son más cortos.

Un vocero de la cadena dijo a la publicación “Chicago Sun-Times”, que  Subway "ha redoblado nuestros esfuerzos para asegurar la coherencia y la longitud correcta en cada sándwich que servimos".