El Departamento de Justicia busca una compensación de mil millones de dólares, por parte del Bank of América. Alega que esta organización financiera cometió fraude al ofrecer un programa de hipotecas conocido internamente como "The Hustle".

Esas hipotecas fueron adquiridas por el gobierno al ser respaldadas por las firmas de financiamiento hipotecario, Fannie Mae y Freddie Mac, lo que resultó en un monto superior a los mil millones de dólares en pérdidas para los contribuyentes, cuando los propietarios dejaron de pagarlas en innumerables casos, según la denuncia del Fiscal de Estados Unidos, por el Distrito Sur de Nueva York.

El gobierno argumenta que "el programa, "The Hustle" fue especialmente diseñado para agilizar el otorgamiento de hipotecas, pero sin control de calidad", lo que desencadenó en miles de préstamos hipotecarios fraudulentos.