Sebastien de la Cruz no se da por vencido y sigue en el ojo del huracán tras la controversia que causó después de cantar el himno de Estados Unidos vestido de charro al comienzo del partido entre San Antonio y Miami.
 
Ahora, el mejor conocido como “El Charro de Oro” quiere imponer un nuevo récord Guinness y cantar con 600 mariachis. 
 
El niño de 11 años de edad quiere cantar nada más y nada menos que en el medio tiempo del juego entre México y Panamá en la próxima Copa de Oro. 
 
Este será un tremendo reto para amante del mariachi ya que el actual récord mundial es de 555 mariachis y fue establecido en el 2010 en Arizona.