WASHINGTON - Los trabajadores de los restaurantes de comida rápida, una industria que emplea a 2.4 millones de personas en Estados Unidos, realizaron una huelga este jueves en al menos 35 ciudades.

El Sindicato Internacional de Empleados de Servicio explicó en un comunicado que una de las demandas básicas es un sueldo mínimo de 15 dólares por hora. En la actualidad el sueldo mínimo nacional es de 7.25 dólares por hora, mientras que el salario medio en estos restaurantes es de unos 9 dólares la hora.

Los empleados de este sector, que incluye a cadenas como McDonald's, Wendy's, Burger King y restaurantes similares en tiendas como Sears, Macy's y Dollar Tree, también reivindican el derecho a organizarse dentro de un sindicato.

En julio pasado las movilizaciones se extendieron a siete ciudades, incluidas Kansas City, Chicago y Detroit.

Para este jueves los organizadores esperaban una huelga en unas 50 ciudades, entre ellas Raleigh (Carolina del Norte), Boston (Massachusetts), Memphis (Tennessee), Alameda y Los Ángeles (California).

Según la Asociación Nacional de Restaurantes, sólo un 5 por ciento de los empleados del sector reciben el salario mínimo nacional, y de ellos siete de cada 10 son menores de 25 años.

En un comunicado, la firma Burger King señaló este jueves que el 99 por ciento de sus restaurantes en Estados Unidos es propiedad de concesionarios que toman sus propias decisiones sobre la contratación, el despido y el pago de los trabajadores.