La revista Forbes ha publicado su lista de los diez personajes más corruptos de México en este año 2013 que termina.

En primer lugar está Elba Esther Gordillo, ex mandamás del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, quien fue acusada de malversación de 200 millones de dólares.

En segundo lugar se ubica Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato petrolero, vinculado a tráfico de influencias. 
 
Le sigue Raúl Salinas de Gortari que este año lo exoneraron de su deuda fiscal y le devolvieron sus bienes.
 
Genaro García Luna, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública, está en cuarto lugar, quien supuestamente usó el presupuesto de su secretaría para autopromocionarse.
 
Andrés Granier Melo, exgobernador de Tabasco, detenido por cargos de corrupción, malversación de fondos, evasión de impuestos y lavado de dinero es el quinto.
 
La lista de Forbes la completan los exgobernadores Tomás Yarrington, Humberto Moreira, Fidel Herrera, Arturo Montiel y la exvocera presidencial, Alejandra Sota.